viernes, 20 de noviembre de 2009

Rojo Cegador

Running man scketch por http://www.sharplead.com/
"Running man action quick sketch" gracias a www.sharplead.com

La marea avanzaba multitudinariamente. Su playa era el muro que debían cruzar, y ellos el líquido tiñéndose de rojo mientras más avanzaran.

Al principio las tropas lanzaban ganchos, que luego de atravesarles la piel se abrían, sujetándose de huesos y músculos.

Entonces la soga de acero arrastraba su presa, a veces llegando con un par de extremidades, o sólo rastros de sangre. Pero en la mayoría de los casos la faena tenía éxito.

Sergei y Chan corrían en medio del tumulto, cuando sus perseguidores dejaron de lado los ganchos y tomaron las M-16, descartando la posibilidad de prisioneros.

Su avance menguaba ya que el suelo, lejos de ser sólido, les ofrecía un débil soporte de muertos y heridos.
Mas consiguieron llegar.

Comenzaron a trepar los bloques, aferrándose a las hendiduras. Chan miró a Sergei, con una sonrisa contrastante con el decorado del rededor.

– Lo primero que haré afuera será oler u… – y fue interrumpido por el nacimiento de una flor, de fragmentos craneales, masa encefálica, y pétalos de sangre, germinada por un certero francotirador.

Tan pronto se marchitó, Sergei llegó a la cima, e hizo caso omiso del horror de la muerte de Chan, así como tampoco reparó en los alambres de púas que coronaban la barrera. Una bala rasguñó una pantorrilla, haciéndolo caer sobre su hombro izquierdo, dislocándolo.

Ninguna de sus lesiones le impidió reiniciar su escape, ahora al otro lado del encierro.

Salió a un camino que serpenteaba hasta perderse en el horizonte, rojizo por el atardecer. La figura de un vehículo se recortaba en el sol. Sergei quedó inmóvil, mientras la silueta crecía, orillándose veloz hacia él. Cuando creyó inminente el atropello, alguien salió por la ventana del copiloto, y lo que ahora identificó como una camioneta, pasó por su lado.

No sintió la hoja deslizarse por su cuello, haciendo girar en el aire su cabeza. Sólo pudo ver, por una fracción de segundo, como una nueva flor extendía sus pétalos rojos, y cuyo tallo era su propio cuerpo decapitado.




5 comentarios:

Erzsebet dijo...

No me gusta leer textual los textos, mas bien entre lineas. Un escape, o un avance donde nacen y mueren cosas en nuestro entorno

Me gustan los microrelatos

fraternodraconsaccis dijo...

Gracias por el comentario.

En lo sucesivo publicaré más relato cortos que he estado revisando y rescatando de mis caóticos archivos, que espero se convierta en uno ordenado.

Henríque J. M. dijo...

Bueno el cuento. Es como estilo cyber punk, aunque no deja notar el contexto temporal de la historia. Claro, en un relato corto no da para detalles de ese tipo. Ese detalle de la flor de sangre me pareció hasta poético ( dentro de lo pético que puede ser una cabeza explotando).
En general está bueno, aunque lo hubiera pulido un poco antes de publicarlo.

guayec dijo...

Éste me gustó. Pura acción, nada de significados ocultos (o al menos nada de forzar significados al lector).

Fraterno Dracon Saccis dijo...

Y pronto su versión musical. Bueno, para quienes consideramos el Brutal Death Metal Música.

Publicar un comentario

También te puede interesar...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...