miércoles, 30 de marzo de 2011

Sex, Sex, Sex, god Is Dead.

© and ™ Vince Locke & Gary Reed

Y Dios supo la verdad: "no existo", se dijo. Tomó la escopeta y se colgó del árbol.

Despertó en la morgue. El forense le dio los buenos días y le entregó su bata.

Desnudo, el médico se recostó en la mesa. Dibujó una Y en su pecho, dejó el bisturí a un lado y abrió el abdomen como un libro.

“Vístete para desayunar”.

El gusano del intestino palpitaba junto al colon  y el resto de la bandeja de postres.   
      
Por un momento no supo que hacer, pero el sonido de su propio estómago le indicó que no tenía otra opción que alimentarse. Se colocó la bata y se mojó los labios resecos con la lengua.

El  sabor no fue agradable. La sensación en la boca no era placentera.

La escopeta estaba apoyada en la blanca pared de loza. Era una opción.

Pero ¿haber nacido para terminar eliminándome?

Prefería masticar un higado crudo a desaparecer.

“Lo entendiste bien ¿eh?”

Había olvidado que el dueño de su colación aún vivía. Tenía una sonrisa idiotizada, excenta de dolor.

“Si no me comes, me muero. Si no me comes, te mueres”

Ante  la suplicante aprobación de su proveedor, sació su hambre hasta que el abdómen y la caja torácica quedaron con espacio suficiente para guardar mudas de ropa para un viaje de un mes. La gula lo noqueó y durmió tal como aterrizó, con la posa de sangre como sábana.

Al recobrar la consciencia, el forense lo esperaba con su inmaculada bata y su vacua sonrisa.

“Aunque abuses de mí, mi relleno se renueva.”

Desabotonó el delantal y se lo extendió.

“Vístete para desayunar”.

Ω

6 comentarios:

Veruu dijo...

Mala opción leerlo almorzando, experiencia ajena.

Me gustaría sentir la textura viscosa del hígado en la boca al leerlo, las nauseas de querer vomitar mientras ingiero los pulmones y siento como la esponjosa masa va aumentando de tamaño al masticarlo. El sonido del estómago al vaciar sus jugos en el contenedor al lado de la mesa de autopsias (aunque no es mala opción dejar que te carcoma y disuelva completa a tu persona).

Me hizo divagar en todo eso mientras leía y veía la cara de Dios asqueado mientras su desayuno sonreía.

Emiliano Navarrete dijo...

Esto me recuerda al castigo de Prometeo, solo que el dolor es mutuo y retroactivo. Me gustó, muy griego, inesperado.

TUE_TUE dijo...

interesante propuesta, sin embargo, me costo entenderlo ( xD ). En fin creo que falto más detalle creo o estructura., pero bueno soy yo... Eso saludos amigo espero que estés bien nos vemos

Kensan_x dijo...

ideas que me quedan dando vuelta. Si no existes ¿como puedes quitarte la vida? ¿como puedes tener conciencia de tu no existencia? Es una paradoja. Tomó la escopeta ¿con que fin? Despues de todo se colgó de un arbol. Sé que no tiene sentido buscarle un sentido, pero en fin. Buen relato. Destila angustia existencial. El Dios creado por los hombres es el ser más esquizofrénico que existe.

Veruu dijo...

Luego de un análisis en mi subconciente (me gustó tanto que lo soñe :B ) Entendí el sentido.

Dios sabe que no existe porque no es Dios.

Emilio dijo...

Como te he dicho en otras oportunidades, alabo mucho la sutileza con la que tratas lo grotesco en tus relatos. Encuentro muy valioso que haya una pluma como la tuya, que descrea de la pirotecnia que apela al shock en el tratamiento de la violencia. El efecto que logras es, a mi juicio, mucho más potente que el que logra Baradit en Ygdrasil, donde la brutalidad es tan barroca que pierde su credibilidad por ser tan rebuscada. La tuya se siente más próxima, más real y, por eso mismo, más tangible.

Acuso falta de claridad desde el momento en que tu dios agónico despierta en la camilla y es forzado a comerse a si mismo. Podrías trabajar más el quién dice qué, porque siento que falta un poco de guía. Ahora, la idea no es que nos lleves de la mano, pero creo que el cuento podría leerse mejor con un poco más de trabajo en la geografía de los personajes.

¡Salud!

Publicar un comentario

También te puede interesar...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...